Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva

hábitos covey

Los siete hábitos de la gente altamente efectiva por Stephen R. Covey es un bestseller motivacional y de emprendimento. El argumento es que la consistencia del ser es más importante que las estrategias persuasivas en situaciones determinadas.

Según Covey, un individuo feliz debe superar las distintas formas de dependencia para alcanzar el primer nivel de la efectividad personal: la independencia.

Sin embargo, destaca que a veces el enfoque en la independencia tiende a ignorar el escalón que solo los líderes y la gente altamente efectiva logra comprender: la interdependencia.

Los 3 primeros hábitos nos permiten ser independientes y conseguir nuestra “victoria privada”. Muchos se quedan en ese escalón, pero para ser altamente efectivos debemos pararnos en nuestros propios pies ateniendo la “victoria pública”, es decir, aprendiendo a convivir con los demás.

Los 4 siguientes hábitos permiten tanto la independencia como la interdependencia, ayudándonos a mantener nuestra autonomía y elevar la de los demás.

independencia interdependencia dependencia hábitos de la gente efectiva covey
Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva por Stephen R. Covey

Hábito 1: sé proactivo

  • La diferencia entre quienes toman la iniciativa y quienes no la toman, no es de 5%, es de 5000%.
  • Implica responsabilidad individual.
  • Podemos ser personas reactivas, que dejan que todo les pase y se autobloquean, o podemos ser personas proactivas que toman acción.
  • Ser proactivo no es exactamente ser optimista en todas las circunstancias. Sí implica esa actitud pero a veces los optimistas no son realistas y se niegan a ver los posibles riesgos. La persona proactiva también toma responsabilidad en analizar los desafíos, sin dejarse derrotar por su entorno, es decir, sin convertirse en una persona reactiva.
  • Las personas proactivas también utilizan el lenguaje de la proactividad: vamos a ver las alternativas, puedo elegir un acercamiento distinto, puedo controlar mis sentimientos, puedo crear una respuesta apropiada, puedo elegir, prefiero, voy a hacerlo.
  • Para Covey, incluso el amor es señal de proactividad: las personas reactivas lo vuelven un simple sentimiento. Las personas proactivas saben que amar también es algo que haces por otra persona, no solo algo que sientes.
  • Las personas proactivas se concentran en su “Círculo de Influencia” en vez de su “Círculo de Preocupaciones”. Es decir, se enfocan en las cosas que pueden controlar con su acción, en vez de aquellas sobre las que no tienen control. Por ejemplo: las debilidades de la otra persona, pertenecen al círculo de preocupaciones. Estas personas solo saben acusar y ser víctimas.
  • Cambiar nuestros hábitos está en nuestra capacidad de controlar porque depende de nosotros mismos. Al hacerlo, nuestro círculo de influencia, de las cosas que podemos controlar, también aumenta. Pero si no comenzamos por nosotros mismos, nuestro círculo de influencia se encogerá y el de preocupaciones aumentará.
  • Ser proactivo no quiere decir dominar a los demás, ser agresivo, insensible. Ser proactivo significa ser inteligente, enfocándonos en nuestros valores, leer la realidad, y responder de manera apropiada.
  • El cambio es de adentro hacia afuera para ser diferentes y cambiar las cosas positivamente.
  • La felicidad también es una elección de la gente proactiva.
  • Nuestro círculo de influencia incluye la capacidad de hacer y mantener nuestros compromisos y promesas.

Hábito 2: empiece con un fin en mente

  • Comienza con una imagen del final de tu vida como referencia de a dónde quieres ir.
  • ¿Qué es lo que más te importa? Al saberlo, cada día tomarás acción para alcanzar la visión de tu vida.
  • Si conoces tu destino, sabrás qué pasos tomar.
  • La mejor manera de hacerlo es escribiendo una “misión”.
  • Las personas sin una visión viven en un “relativismo” constante que las hace viajar de punto de enfoque a punto de enfoque. Son como una montaña rusa, subiendo y bajando. No son consistentes. No tienen dirección. No hay un sentido de valor e identidad personal.
  • Los enfoques que nos vuelven dependientes son: la pareja, la familia, el dinero, el trabajo, las posesiones, el placer, las amistades, la iglesia, el individuo mismo.
  • Covey propone poner el punto de enfoque en nuestros “principios”. Al hacerlo, podremos independizarnos.
  • Al enfocarnos en nuestros principios, creamos una base que nos hace fuertes. Mientras los puntos de enfoque de las personas dependientes cambian, nuestros principios no, dándonos la seguridad y la confianza de que tenemos un fundamento sólido sobre el que podemos crecer.
  • Ejemplo de una misión: vivir con integridad y afectar positivamente la vida de los demás. Para lograrlo: ayudo, me sacrifico, inspiro, marco la diferencia. Estos objetivos los identifico en mi rol como: esposo, padre, hijo, vecino, profesor, etc.
  • Tomar el tiempo para describir nuestra misión, objetivos, y roles es necesario para definir nuestros principios como base de nuestro destino.

Hábito 3: primero lo primero

  • Las cosas que más te importan no deben estar a merced de las cosas que menos te importan
  • Una gestión efectiva lleva a cabo o ejecuta las prioridades. El liderazgo es decidir cuáles son esas prioridades.
  • El desafío no es tanto gestionar el tiempo sino a nosotros mismos.
  • Según Covey, al tomar en cuenta prioridad y tiempo, existen cuatro cuadrantes de la gestión personal efectiva:
    • Cuadrante 1: se enfoca en las cosas importantes y urgentes. Tiende a estar estresado, cansado, en crisis.
    • Cuadrante 2: se enfoca en las cosas importantes y no tan urgentes. Tiene visión para resolver problemas a largo plazo, disciplinado, bajo control, encuentra el balance.
    • Cuadrante 3: se enfoca en las cosas no tan importantes y urgentes. Tiene visión a corto plazo, no comprende la relevancia de los objetivos y los planes, se victimiza, no mantiene el control, tiene una personalidad relativa, relaciones superficiales y quebradizas.
    • Cuadrante 4: Se enfoca en cosas ni importantes ni urgentes: irresponsable, dependiente de otros.
  • Los individuos altamente efectivos pertenecen al cuadrante 2 porque saben priorizar pero también saben gestionarse para día a día trabajar por ese destino a largo plazo. Por lo tanto, no viven de crisis en crisis porque saben a dónde van y trabajan por ello de manera consistente, constante, y con fundamentos lo suficientemente sólidos para no desmoronarse.

Hábito 4: Piense en ganar/ganar

  • Liderazgo significa ir de la independencia a la interdependencia, ya que estarás en posición de influenciar a otros. El liderazgo efectivo piensa en situaciones en la que todos ganan.
  • Las interacciones humanas pueden ser: ganar-ganar, ganar-perder, perder-ganar, perder-perder, ganar, y ganar-ganar o nada.
    • Ganar-ganar: busca el beneficio mutuo en los compromisos. Se basa en que hay abundancia para todos, en que el éxito de uno no se tiene que conseguir derribando el éxito del otro.
      • Las personas con esta mentalidad tienen las siguientes características: personalidad consistente basada en la integridad, la mentalidad abundante, y la madurez (el balance entre coraje y consideración). Relaciones sólidas: basadas en la confianza. Acuerdos: son capaces de hacer y mantener sus compromisos. Procesos, sistemas: rutinas para comunicarnos con los demás, esperando los mejores resultados.
    • Ganar-perder: significa que si yo gano, tú pierdes. Es un acercamiento autoritario, dominante. Estas personas utilizan su poder, posesiones, o personalidad para conseguir lo que quieren.
    • Perder-ganar: significa que yo pierdo y tú ganas. Estas personas no expresan sus sentimientos adecuadamente, por lo que sus frustraciones tienden a resurgir de la peor manera. Llevan en sí demasiado resentimiento, decepción, desilusión, y sensibilidad. Tal actitud baja la autoestima y daña la calidad de las relaciones con los demás.
    • Perder-perder: no se tiene la personalidad para encontrar puntos de acuerdo. Un ejemplo es cuando dos personas ganar-perder se juntan, su terquedad y ego los hace colisionar violentamente hasta llegar a una situación perder-perder.
    • Ganar: quiere ganar sin pensar en los demás, no necesariamente quiere que el otro pierda, simplemente se interesa por su parte.
    • Ganar-ganar o nada: si no encontramos una solución que nos beneficie a ambos, entonces no hay acuerdo. No se crean expectativas y no hay grandes decepciones luego. Nos comunicamos y nos damos cuenta que somos diferentes, que nuestros valores y objetivos van en direcciones opuestas, por lo que no hacemos un compromiso que frustre nuestras expectativas y dañe nuestra integridad a largo plazo.

Hábito 5: busque primero entender para luego ser entendido

  • La clave de tu influencia sobre mí es tu ejemplo, tu conducta.
  • Tu ejemplo nace de ti, de tu personalidad, es mi experiencia contigo, no de lo que otros dicen de ti o lo que tú quieras que otros piensen de ti.
  • Tu personalidad siempre está radiando. De ahí, en el largo plazo, sé si confiar o desconfiar de ti, y tus esfuerzos conmigo.
  • No puedes comunicarte efectivamente con los demás con simples tácticas persuasivas porque el resultado puede ser la falsedad. Tu personalidad debe inspirar confiazar y tú debes saber escuchar empáticamente.
  • Por ejemplo: el vendedor amateur vende productos, el vendedor profesional vende soluciones a necesidades y problemas porque sabe satisfacer las necesidades de los demás.
  • El banco emocional: cada vez que interactuamos con otra persona, estamos haciendo una transacción con ella. En un instante podemos depositar 1 centavo en esa cuenta bancaria emocional, así como también podemos perder 1 millón de dólares y dejar la relación en la bancarrota. Por lo general, cada depósito es menor y debemos tener paciencia para ahorrar hasta llegar al millón de dólares.

Hábito 6: sinergice

  • La sinergia es saber complementar, bien sean nuestros hábitos o nuestra personalidad con la de los demás. La gente poco efectiva tiene mucho potencial pero no sabe utilizarlo porque no conocen la sinergia.
  • La gente insegura piensa que la realidad gira en torno a ellas y buscan clonar a los otros a su propia manera de pensar.
  • Unirse no significa ser exactamente iguales, significa saber complementarse.
  • La sinergia valora las diferencias.

Hábito 7: afile la sierra

  • Como se puede ver en el gráfico superior, este hábito envuelve los demás.
  • Significa que puedes cortar mil árboles con una sierra, pero también debes tomar el tiempo para detenerte y afilar la sierra antes de continuar.
  • Sostiene los otros hábitos porque significa que constantemente estamos trabajando en ellos.
  • Recuerda que la efectividad se basa en el balance entre dos aspectos fundamentales: el producto y el productor. O el huevo de oro y la gallina mágica. Si queremos 1 huevo de oro cada día, todos los días, debemos cuidar a la gallina.

Be the first to comment

Leave a Reply