Leviatán: el monstruo autoritario de Thomas Hobbes

Leviatán

“Leviatán” es un ensayo de la Ilustración en que su autor Thomas Hobbes construye una forma de contrato social para la Mancomunidad de Naciones.

“…more than consent, or concord; it is a real unity of them all in one and the same person, made by covenant of every man with every man, in such manner as if every man should say to every man: I authorise and give up my right of governing myself to this man, or to this assembly of men, on this condition; that thou give up, thy right to him, and authorise all his actions in like manner. This done, the multitude so united in one person is called a COMMONWEALTH; in Latin, CIVITAS. This is the generation of that great LEVIATHAN, or rather, to speak more reverently, of that mortal god to which we owe, under the immortal God, our peace and defence. For by this authority, given him by every particular man in the Commonwealth, he hath the use of so much power and strength conferred on him that, by terror thereof, he is enabled to form the wills of them all, to peace at home, and mutual aid against their enemies abroad. And in him consisteth the essence of the Commonwealth; which, to define it, is: one person, of whose acts a great multitude, by mutual covenants one with another, have made themselves every one the author, to the end he may use the strength and means of them all as he shall think expedient for their peace and common defence.” Fuente: https://scholarsbank.uoregon.edu/xmlui/bitstream/handle/1794/748/leviathan.pdf

Esta cita resume la teoría de Hobbes. Traduzco para que se entienda bien:

  • “… más que consentimiento o concordia; es la unidad real de todos en una y la misma persona, pactada por cada hombre con cada hombre, de tal manera que cada quien debe decir a cada cual: ‘yo autorizo y otorgo a este hombre, o a esta asamblea de hombres, mi derecho de gobernarme a mí mismo en esta condición; renunciando este derecho a él y autorizando todas sus acciones de la misma manera’. Hecho esto, la multitud así unida en una sola persona se llama MANCOMUNIDAD; en latín, CIVITAS. Esta es la generación de ese gran LEVIATÁN, o más bien, para hablar con más reverencia, de ese dios mortal al que le debemos, bajo el dios inmortal, nuestra paz y defensa. Porque por esa autoridad que otorga cada hombre particular de la mancomunidad, él tendrá tanto poder y fuerza, que por el terror que esto genera, estará habilitado para formar las voluntades de todos, por la paz en casa y la ayuda mutua en contra de los enemigos externos. Y en él reside la esencia de la mancomunidad; que, para definirla, es: una persona, de cuyos actos, una gran multitud, por pactos mutuos, se convierten en autores, con el fin de permitirle usar la fuerza y los medios de todos como lo juzgue conveniente para la paz y defensa común”.

¿Qué más puedo decir?

El Leviatán no es un hombre artificial, es un monstruo, un calamar gigante con tentáculos en forma de sanguijuelas que absorben la energía del pueblo, imponiendo la parálisis a través del “terror”, devastación que solo puede ser superada por la indignación colectiva.

No cabe duda que respetar los acuerdos es un punto de encuentro propicio para la paz y la estabilidad, pero esta constitución particular en contra de particulares solo puede traer consigo el fin de la libertad e igualdad en nombre de una sumisión pintada de blanco.

3 Trackbacks / Pingbacks

  1. Película: Leviatán (Rusia, 2014) – richardtahan
  2. Libro: “La Idea de la Justicia” por Amartya Sen (2009) – richardtahan
  3. Libro: “Leviatán” por Thomas Hobbes (1651) – richardtahan

Leave a Reply