La importancia de la Comunicación Social según George Mead

comunicación social george mead

En “Espíritu, Persona y Sociedad” George H. Mead establece la comunicación como factor fundamental para formar tanto al individuo como a la sociedad.

Su premisa se puede explicar a través de los siguientes conceptos: sociedad, individuo, universalidad, paralelismo, lenguaje, cooperación, comunicación, y creatividad.

Individuo y Sociedad

Si intentamos responder cómo se forma el individuo, es decir, cómo se forma el “yo”, la psicología usualmente comenzaría por buscar dicha respuesta en la psiquis o incluso utilizar la biología para explicar aquellos fenómenos naturales que conforman su fisionomía y que lo hacen actuar de una manera determinada.

Lo que busca agregar Mead a esas perspectivas es el hecho de que el ser humano, necesariamente, se forma en sociedad, por lo que no podemos seguir separando nuestro “yo” de esa realidad que antecede al individuo.

Para Mead, la evolución, según Darwin, explica una parte del proceso de formación del “yo” pero tal dinámica requiere de factores que van más allá de la selección natural y de la competencia.

Lenguaje y Comunicación

Las especies se tienen que ajustar a su contexto y, para lograrlo, necesitan ayuda de sujetos del mismo grupo. Los gestos contribuyen al entendimiento del otro, formando símbolos que, al tener una reciprocidad, permiten que distintos interlocutores se puedan comunicar.

Es así como, a través del lenguaje, se forjan significados “universales” que facilitan la comprensión entre individuos diferentes así como el establecimiento de actitudes que regulen las interacciones sociales.

Consecuentemente, la sociedad actúa sobre el individuo.

Paralelismo

Si bien el individuo se forma socialmente, también desarrolla una subjetividad con la cual reinterpreta dicha sociedad. El lenguaje me permite causar una impresión, recibir una expresión y reflexionar sobre mí mismo. De tal manera, el individuo puede repensar esos acuerdos “universales” para transformar el orden social, solucionando diatribas a partir de una creatividad intersubjetiva que permita enfrentar desafíos comunes, encontrando un nuevo lenguaje común y forjando acuerdos complejos.

“Paralelismo” entonces significa que los cambios del individuo se desarrollan junto con los cambios sociales y viceversa. Es decir: existe una correlación entre experiencia externa e internalización.

Cooperación

El lenguaje permite que se logren acuerdos entre distintas subjetividades, acuerdos que se materializan en significados “universales” los cuales se pueden mantener o transformar para cooperar y avanzar como sociedad sin que los individuos se destruyan.

El comportamiento tanto de la sociedad como del individuo depende del éxito o fracaso de tales procesos.

Creatividad

La Liga de Naciones en aquella época o la Organización de Naciones Unidas en la nuestra, son precisamente esfuerzos institucionales avanzados de manera creativa para que las sociedades no se sigan destruyendo entre sí sino que, a través de la comunicación, puedan aceptar sus diferencias subjetivas, atener puntos de encuentro universales, y cooperar por el bien común.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Libro: “De la Libertad” por John Stuart Mill (1859) – richardtahan
  2. Libro: “Espíritu, Persona y Sociedad” por George H. Mead (1934) – richardtahan

Leave a Reply