Diccionario Filosófico por Voltaire | Superstición, Prejuicios, Gobierno

Estados, Superstición, Prejuicios

Reseña del Diccionario Filosófico por el autor de la Ilustración, Voltaire y los conceptos de: Estados, Superstición, Prejuicios.

  • Introducción (Click)
  • Antiguos y Modernos, Artes, Belleza, Democracia, Igualdad, Libre Albedrío (Click)
  • Gobierno, Íncubo, Intolerancia (Click)
  • Ley, Libertad, Libertad de prensa (Click)
  • Desnudez, Tolerancia. Verdad (Click)
  • Tiranía, Religión, Secta (Click)

1) Estados, gobierno

¿Cuál tipo de gobierno elegiría una persona libre y racional?

Voltaire no veía la república como una posibilidad, ya que pensaba que los humanos rara vez se pueden gobernar a sí mismos. Según él, solamente un país pequeño podría sobrevivir tal sistema.

Voltaire le temía a la democracia porque, según él, aunque suena bien en el papel, es muy difícil llevarla a cabo. ¿Cómo pensar que las masas se pueden gobernar a sí mismas sin sucumbir a sus intereses personales? Bajo tal forma de pensar, el gobierno de todos por todos es irrealizable.

¿Cuál Estado entonces? Más allá de coquetear con una monarquía constitucional dice: el Estado en el que las leyes se obedezcan.

¿Cuál es ese país?

Debemos buscarlo.

Creo que esta es una de las respuestas más insatisfactorias y “guabinas” que Voltaire da en toda la lectura.

En estos posts sobre el Diccionario Filosófico, he criticado sucesivamente la perspectiva de Voltaire: sí, la república democrática es difícil, es muy difícil, debemos recordarlo siempre, dicho sistema no se decreta, se crea, hace,y construye todos los días. Sin embargo, sí es posible llevarla a cabo. Por eso es que en el Siglo XXI hay más países democráticos que nunca. Este es el sistema que permite cultivar virtudes y prosperidad. Pero, los ilustrados en parte tenían razón: no podemos olvidar lo comprometidos que debemos estar.

2) Superstición

Los supersticiosos son como esclavos gobernados por fanáticos y convertidos en fanáticos.

Voltaire dice que la iglesia cristiana, siguiendo las tradiciones judías y paganas, hereda la superstición, pretendiendo excomulgarla sin dejar de creer en ella, es decir, persigue a los hechiceros porque cree que trabajan con el diablo.

En Europa, ninguna secta quería ser supersticiosa, al contrario, acusaban a las demás sectas de serlo porque cada secta se convencía de tener la razón de su lado.

La superstición pareciera significar realizar prácticas inútiles como que si fueran necesarias, pero también es cierto que en las sociedades cristianas nadie está de acuerdo sobre qué es la superstición. Por lo general, aquella secta con menos rituales es la menos atacada.

¿Puede existir una sociedad sin superstición? Para Voltaire, tal sociedad es la nación de los filósofos.

Sin embargo, no serán los magistrados quienes iluminen a las masas, o al menos su poder no será determinante. Será la clase media quien ponga la balanza adecuada.

Voltaire concluye pensando que menos superstición es menos fanatismo y, por lo tanto, menos miseria.

3) Prejuicios

Voltaire define el prejuicio como una opinión sin juicio.

A los niños se le inculcan opiniones, mucho antes de que aprendan a juzgar. Quizá algunos prejuicios sean útiles: respetar a la madre y al padre, distinguir entre ciertas virtudes y ciertos vicios. Pero los prejuicios pueden llegar a ser muy perjudiciales. Por ende, para superarlos, debemos razonar y analizar.

Los prejuicios de los sentidos, nos pueden confundir: quizá nuestros ojos cometen más errores que nuestros oídos.

Los prejuicios físicos, como por ejemplo decir que el sol sale por la mañana, son aceptables, pero prejuicios como decir que la luz de la luna sana nuestros males, al no emplear juicio alguno, aceptan que charlatanes nos engañen.

Los prejuicios históricos, por lo general, conllevan a creer muchas historias sin examinarlas. Por ejemplo, por mucho tiempo se tomó como un hecho cierto que una loba crió a dos niños, Rómulo y Remo, quienes a su vez fundaron Roma.

La definición de Voltaire sin duda es una guía sencilla para entender nuestros prejuicios: ¿por qué emitimos tantas opiniones sin emplear juicio alguno? ¿Por qué, además, defendemos nuestras opiniones como “sagradas” si no nos esforzamos para llegar a ellas?

También es importante tener en cuenta que hoy en día cuando hablamos de prejuicios, lo hacemos de manera mucho más compleja: hablamos de neuronas, emociones, ilusiones, y un montón de otros aspectos psicológicos que debemos reconocer.

6 Trackbacks / Pingbacks

  1. Libro: “Diccionario Filosófico” por Voltaire (1764) | Tiranía, Religión, Secta | richardtahan
  2. Libro: “Diccionario Filosófico” por Voltaire (1764) | Desnudez, Tolerancia, Verdad | richardtahan
  3. Libro: “Diccionario Filosófico” por Voltaire (1764) | Ley, Libertad, Libertad de Prensa | richardtahan
  4. Libro: “Diccionario Filosófico” por Voltaire (1764) | Gobierno, Íncubo, Intolerancia | richardtahan
  5. Libro: “Diccionario Filosófico” por Voltaire (1764) | Antiguos y Modernos, Artes, Belleza, Democracia, Igualdad, Libre Albedrío | richardtahan
  6. Libro: “Diccionario Filosófico” por Voltaire (1764) | Introducción | richardtahan

Leave a Reply