La diferencia comunicacional entre internet y la TV según Shirky

La diferencia comunicacional entre internet y la TV según Shirky

En “Excedente Cognitivo”, Clay Shirky, profesor de “New Media” en la Universidad de Nueva York, analiza las diferencias entre internet y medios masivos así como su efecto sobre nuestra inteligencia.

Veo algunos de estos conceptos como una posibilidad didáctica que nos ayuda a entender algunos cambios que distinguen los “viejos medios” de los “nuevos medios”.

Un ejemplo que Shirky nos relata, es que a veces se le hacía difícil explicarle a sus estudiantes más jóvenes, quienes crecieron en la era de abundancia de medios, lo que significa tener un televisor con seis canales. Una cosa es explicarlo, otra vivirlo, y otra diferenciarlo con internet en toda su multidimensionalidad.

Creo que es por eso que propone esta idea del “Excedente Cognitivo” (Cognitive Surplus).

Comienza con un punto básico: todos tenemos tiempo libre. Donde antes podíamos gastar horas y horas viendo televisión, ahora también podemos hacerlo en internet. Sin embargo, hay una diferencia preponderante que hace que el internet tenga un valor agregado (excedente cognitivo).

Shirky nos da un ejemplo numérico para ubicarnos mejor sobre ese valor agregado que tiene internet:

– Wikipedia: si tomamos el tiempo que la gente se ha tomado para escribir cada artículo en cada lenguaje, representaría alrededor de 100 millones de horas.

– TV: los estadounidenses ven alrededor de doscientos billones de horas de TV cada año.

¿Por qué la Wikipedia nos toma menos tiempo que ver TV?

Porque editar un artículo en Wikipedia es un trabajo grupal, no individual, mientras que cuando vemos TV consumimos contenidos, no de forma pasiva (la mente reacciona de manera activa), sino con una participación casi nula.

Ahora bien, este valor agregado claramente no significa nada por sí sólo. Es un potencial.

¿Por qué la gente le trabaja gratis a Wikipedia? ¿Por qué utilizan ese valor agregado sin esperar una remuneración?

Shirky nos dice que para comprender esto, debemos convertirnos en policías y buscar los medios, las motivaciones, y las oportunidades que provocan una acción.

Medios

La diferencia entre la TV e internet es clara: con la TV consumes contenidos, no los produces, así que de entrada internet te está habilitando a tener una mayor participación.

Motivaciones

Aquí es necesario entender la diferencia entre motivaciones intrínsecas y extrínsecas.

– Motivación intrínseca: la actividad que se realiza causa gratificación.

– Motivación extrínseca: la gratificación es externa o ajena a la actividad. Tomemos como ejemplo esta frase: “yo solo trabajaría como mesonero si me dan buenas propinas”. La gratificación es el sueldo más que el trabajo.

En pocas palabras: hacer las cosas por amor vs hacer las cosas por dinero.

Pero la diferencia va aún más allá: las motivaciones extrínsecas pueden desplazar las intrínsecas. Si estás desinteresado en realizar una actividad y te ofrecen dinero, lo más seguro es que la realices. Pero si estás interesado en una actividad y te ofrecen dinero, puedes perder la motivación.

Por ejemplo: en un estudio unos psicólogos le pidieron a los participantes que armaran un rompecabezas. A algunos la actividad les causaba satisfacción, por lo que la hacían con placer, pero al ofrecerles dinero por realizar la actividad a estas mismas personas, sentían que su libertad de elegir se deprimía y por lo tanto también su motivación intrínseca.

Los estudios sin duda fueron polémicos, ¿las motivaciones de alguien cambian cuando le ofrecen dinero? ¿Dónde puedes conseguir una institución donde tengas completa libertad de desarrollar la actividad que prefieras sin una motivación extrínseca?

La respuesta: internet.

Otra propuesta, en este caso por Yochai Benkler y Helen Nissenbaum, diría que en los nuevos sistemas de producción online, no sólo tenemos motivaciones personales intrínsecas y extrínsecas, sino que también hay motivaciones sociales que se agrupan según la conectividad y la membresía. Su conclusión sería que las motivaciones sociales refuerzan las personales, que las nuevas redes de comunicación incentivan la membresía y el compartir, por lo que permiten desarrollarse en grupo pero con autonomía.

Volviendo al ejemplo de Wikipedia: no sólo “yo” lo hice, sino que “nosotros” lo hicimos.

Donde antes encontrábamos muchas de nuestras motivaciones intrínsecas en privado, individualmente, con familia y amigos, o en público, requiriendo traspasar barreras profesionales, de tiempo, esfuerzo y organización, hoy en día internet nos permite participar con mucha mayor facilidad: poco tiempo, bajo esfuerzo, barato, y podemos ser amateurs.

Oportunidades

¿Cómo trabajar en comunidad, combinando nuestro “excedente cognitivo” para algo útil? Esto solo ocurre cuando tenemos las oportunidades adecuadas.

El internet nos brinda la oportunidad de compartir abiertamente. Pero si queremos lograr algo que vaya más allá de lo individual, debemos trabajar en conjunto, poniendo en duda la teoría de que las personas sólo se mueven por interés personal.

Hoy en día podemos hablar de una “Producción Social” que es distinta a los modos de producción de mercado y públicos tradicionales, pues requieren grupos de personas que trabajan como miembros de un grupo para crear valor en su tiempo libre, sin jefes ni dinero, pero sí con las motivaciones intrínsecas y sociales antes descritas.

Esta oportunidad de producir socialmente, no es una utopía y para que sea útil, necesitamos desarrollar una cultura con prácticas comunitarias donde el valor sea compartir.

Compartir puede tener los siguientes valores:

1) Valor personal

2) Valor comunitario

3) Valor público

4) Valor cívico

Desarrollar una cultura con valores públicos y cívicos no es fácil: requiere compromiso, trabajo duro, dirigencia, enfoque (alejándose de distracciones como el entretenimiento). Por supuesto que esto es difícil, pues requiere que hagamos, no solo lo que queremos, sino lo que necesitamos.

Si logramos desarrollar una cultura de valores públicos y cívicos, podremos utilizar nuestro “Excedente Cognitivo” para algo más que crear memes.

1 Trackback / Pingback

  1. Libro: “La Sociedad de Coste Marginal Cero” por Jeremy Rifkin – richardtahan

Leave a Reply